Being Flynn (película) – Paul Weitz. USA, 2012.

Por Alejandro Torres.

De Niro ha vuelto con todo. Metido a soñador y engreído irredento, nos introduce en la vida de un hijo sin padre aparente; criado por una madre depresiva y a la espera de que el tipo que le trajo su única posesión al mundo decida dar la cara. Al parecer su obra maestra consume su vida y no hay espacio para cosas como un hijo. Así crece un chico que luego, en las frías calles de New York y en medio de cientos de rostros mendicantes, reconoce al que tal vez es su padre a quien de paso no espera más. Un drama como pocos, traído de los cabellos pero absolutamente real. Las interpretaciones están llenas de fuerza y todo parece invitarnos a pensar en lo que hemos vivido y de quiénes no hemos visto rodeados. No los dejará impávidos una trama que puede ser la de cualquiera en estas u otras calles. El mundo debe andar lleno de padres por correspondencia, de gentes que esperan todavía por su abrazo y andan vacías de ese gesto caluroso que convierte a ciertas personas en héroes naturales que cobijan tu destino. Una gran historia como todas las que sencillamente deciden tomar a la vida misma como cantera para un cuento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: