Alá no está obligado – Ahmadou Kourouma (Africa). Mario Muchnik Ed, 2001.

Por Alex Freyle.

“Prepárate para leer algo con nitroglicerina”, sería el encabezado de este libro que en sus páginas contadas por un niño nos lleva al universo pantagrueliano de las guerras tribales en Costa de Marfíl. Una mamá con la pierna ulcerada y pudriéndose en una estera atendida por la abuela; el hambre absoluta en todas sus ramificaciones, alguien que le dice: “si quieres comer y que los tuyos coman, toma este fusíl y mata a todo aquel que se mueva diferente de tu tribu.” Hachisch para que el sufrimeinto de los demas parezca un simple sueño, canibalismo para el valor y un poco de superstición para que las balas no te toquen, claro, detras de tanta sangre siempre algo de valor económico, nada más y nada menos que los diamantes de Sierra Leona. El personaje se llama Birahima, un niño que no sabe nada pero que las balas lo hacen conocedor de todo, porque detrás de esas montañas está la gente de carne blanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: