Demasiado fuerte e increíblemente cerca – Stephen Daldry. USA, 2012

Por Alejandro Torres.

El atentado contra las torres gemelas en New York, se ha convertido en un leit  motiv para las artes. En esta ocasión se trata de un niño que ha perdido a su padre en esta tragedia. Su relación con el mundo se trunca, haciendo más difícil su ya deteriorado sentido de la tolerancia al entorno. Sin embargo, una serie de pistas, que trabajaba con su padre a manera de juego, le abrirán la puerta a un mundo insospechado; recuperando de paso su fe en la vida. Gran ejemplo de lucha y pervivencia frente al desastre. Enmarcada dentro del concepto de redes, será una muestra vívida de lo que realmente vale la pena aquí: la gente. Bastante bien para un cine que cada vez depende más de los efectos que de la historia. Aparte se ve uno impresionado por un acercamiento a un evento traumático desde un punto de vista insospechado. Basada en la bella novela de Jonathan Safran Foer del mismo nombre, esta es una historia sobre el dolor y cómo no se trata de ignorarlo sino de agotarlo mientras se hallan todas las piezas de Puzzle que lo generó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: