Midnight In Paris – Woody Allen. USA, 2011.

Por Alejandro Torres.

Después de ver esta peli, entiendo porqué ese inusitado interés en leer al Hemingway de París era una fiesta. Casi no pasa un par de días sin que me pregunten en la librería por este viejo buen libro. Lo cierto es que Woody Allen la tiene muy clara a la hora de rendir homenaje a París, esa ciudad que parece que siempre ha sido una sido una fiesta que no se acaba nunca. Hilando la historia de pintores, escritores, modistas, mecenas y otras criaturas de la vida cultural parisina de finales del siglo XIX y principios del XX, vamos de la mano de un hombrecillo que quiere demasiado a su mujer pero más a la ciudad de sus sueños que, de tanto en tanto, lo recoje en un carro-fiesta y se va de juerga con Hemingway, ScottFitzgerald, Zelda, Gertrude Stein, Picasso, Dalí, Buñuel, Tolouse-Lautrec, Gauguin, etc. Todos juegan a favor de seguir eternamente de parranda mientras pintan o escriben el mundo y todo me recuerda esa hermosa peli de los ochenta: Los modernos. Esa vieja historia de que en parís todo puede ocurrir se vuelve otra vez verdad en la mirada fresca de Woody Allen; quien no puede como tantos otros, sustraerse al embrujo de una ciudad que, después de este film, vale la pena dejar que también lo pierda a uno en una fiesta que no se acabe nunca. Ahora es mí turno de pasear los ojos por los libros que tanto me preguntan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s