LOS SIN NOMBRE – RAMSEY CAMPBELL. Factoría de ideas, 2007.

Por Pablo Concha.

Lastimosamente, esta novela no cumple con las expectativas que genera.

El tema es muy interesante y la historia promete mucho pero al final se queda corta. Parece como si Ramsey no supiera reconocer lo que es importante o interesante de la historia para explorarlo y narrarlo. O simplemente no sabe cómo contar una historia. Hay partes en que el libro se vuelve monótono y los personajes aburren preguntándose tonterías que no tendrían porque estarse preguntando. A los personajes les falta sentido común, realismo, cosas que incluso una novela de terror necesita (y mucho).

Hay muchos detalles (la mayoría cosas interesantes) que nunca se exploran ni se explican al final del libro. También parece como si Ramsey tampoco hubiera pensado bien sobre la historia, como si hubiera ido inventando a medida que escribía (sin analizar mucho) y eso no es nada bueno.

¿Cómo y por qué secuestró la secta a Angela?

¿Por qué precisamente a ella?

¿Cuál era en realidad el supuesto poder que ella tenía?

Esa criatura pequeña que le colgaba la piel y parecía un niño, ¿qué se supone que era? ¿El mal? ¿Un diablo? ¿Qué? Ramsey nunca profundiza y eso hubiera podido ser muy interesante.

¿Qué le sucede a Ted cuando los de la secta lo llevan a esa casa de Glasgow? ¿Cómo es que lo convierten en uno de ellos?

Eso también hubiera sido muy interesante poderlo ver pero Ramsey nada.

¿Cuál era la atrocidad final que la secta buscaba? Tampoco se nos dice nada sobre eso. ¿La figura de Gaspar Kance o como se llamara? Nada. Y eso que era un personaje oscuro y hasta terrorífico que podría haber aportado mucho.

Muchas cosas, hay muchas cosas que hubieran podido hacer de este libro una gran novela de terror, algo de verdad interesante y original pero el autor simplemente no supo usar esos elementos. No los supo reconocer teniéndolos al frente.

Creo que Ramsey podría no tener tanto talento (como buen y ágil narrador al menos) como su fama tal vez nos hace creer (para mayor prueba, lean “Silencio” del mismo autor).

A Campbell le falta la maestría de un King o un Straub para usar todos los recursos y elementos disponibles de una historia, para sacarle el mayor jugo posible. Para reconocer lo que de verdad importa.

Decepcionante novela.

Hubiera podido ser mucho, pero al final no fue nada.

Un último dato: la película de Jaumé Balaguero es mil veces mejor y más interesante. Cuando quieran hagan la comparación y compruébenlo ustedes mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s