Nitro – Alain Desrochers. Canadá, 2007.

Por Alejandro Torres.

Lo que empieza como una película barata de acción al mejor estilo de los bodrios de automóviles para piques y prostitutas jugando a presentadoras de las 500 millas de Indianápolis en un callejón oscuro, resultó ser una buena dosis de narrativa visual con un tema de fondo que aunque lacrimoso no deja de tener su encanto. Es la vieja historia de “lo haré todo por amor”pero salpimentado con Gangsters, gasolina y dueños de clubes nocturnos sedientos de sangre. Para ser un film de acción sorprende su capacidad de extrapolar el universo de León, peleador sin ley y otras por el estilo, a un mundo distinto. Me agrada que logre sin tanto efectismo entretener y, de paso, dar muestras de ese raro deporte extremo que implica mezclar historias de amor a la familia con dosis de acción y velocidad. Nada digno de guardar pero, sin embargo, entretenida. Ambientada en obvios entornos callejeros rompe el molde impuesto por bobadas como la infinita saga de Rápido y furioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: