Pan Negro (película) – Agustí Villaronga, 2010.

Por Alejandro Torres.

Ese eterno rayón en el disco duro español sigue produciendo y produciendo material para las artes. En esta ocasión, se trata de una memoria oscura sobre la guerra civil o más bien sobre su consecuencia infinita como trauma. Detrás de una leyenda fantasmal se esconde el odio, la homofobia, la ignorancia y la esclavitud. Un pueblo pequeño, ya sabemos, es un infierno grande. Pitorliu, un pajarillo de monte, esconde tras su nombre una alegoría de muerte y sangre. Un niño crece con la duda sobre su gente y una vez resuelta marchará lejos; volará donde todo se olvide, en especial su gente ya que no olvida y quiere la sangre por la sangre. Extraña como pocas, esta película de niños grandes y pequeños está que ni pintada para la polémica.

En dónde está el mal?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s