Acorralado, David Morrell

Por Mauricio Vargas Herrera.

Al pensar en Rambo, lo primero que se nos viene a la cabeza es Sylvester Stallone repartiendo plomo a diestra  siniestra, ya sea en los campamentos de prisioneros en Vietnam o en los áridos territorios de Afganistán. Pero poco es recordada la primera cinta de ésta saga, que además de una buena dosis de violencia, tiene una historia mejor construida y fundamentada que sus tres continuaciones.

Quizá se deba a que esta primera película está basada en una de las novelas clave de la literatura popular de acción. David Morrell decidió escribir una historia en la que pudiera mostrar el tormento del fracaso y la desilución que ha dejado una guerra que ha encontrado el punto débil del orgullo y el éxito de la milicia americana.

En Primera Sangre (o Acorralado, como se le conoce en algunas ediciones), Rambo es un Boina Verde trastornado y torturado que viene de la guerra de Vietnam, y llega a la pequeña ciudad de Madison. Allí se encuentra con el jefe de policía Teasle, un ex combatiente de la Guerra de Corea que, pasados sus días como héroe, se ha establecido en el mismo poblado, convirtiendo aquel lugar en su propio territorio. Rambo no desea quedarse ni buscar un hogar en aquella ciudad, pero tampoco desea ser expulsado indiscriminadamente y eso, disfrazado de buenas intenciones, es lo que Teasle hará. Así comenzará el choque entre éstos dos personajes con ideales similares pero mentes diferentes. Rambo no ha superado la violencia de su propia guerra y no ha olvidado el salvaje entrenamiento al que se ha visto sometido.  Para él, la diferencia entre la norma y la amenaza apenas es una línea delgadísima, que al ser traspasada y deformada, desatará otra guerra, esta vez contra el jefe de policía, que no rechazará la oportunidad de demostrar que aún tiene las condiciones para ser un héroe  dando inicio a una persecución por las montañas que rodean a la ciudad.

La novela es una historia corta, ágil, sin rodeos, sin muchas pretensiones más que ofrecer un agradable rato de lectura, aunque no deja pasar por alto un mensaje que se oculta tras el dinamismo de la historia: las consecuencias sociales y psicológicas de dos títeres que han defendido los ideales de su patria y la ambición bélica y violenta que genera la pérdida de una guerra sucia.  Morrell juega con el lector, porque uno tiene que decidir quién es el malo: Rambo o Teasle, porque sus papeles se invierten constantemente como perseguido y perseguidor. Además también tendrá que decidir quién es  en realidad el culpable de todo el caos que se desata con la llegada de Rambo. ¿El orgullo y abuso de Teasle o la mente trastornada de Rambo como una víctima más?

Acorralado puede que no sea gran obra maestra, pero sí es un buen elemento dentro de la literatura popular, además de ser pionera en la novela de acción, y que no defraudará, tanto al lector aficionado como al lector culto que se arriesgue a probar algo de lo popular que tanto revuelo ha producido dentro de la crítica y gran número de lectores ha introducido en el mundo de las letras. Posiblemente vean con desconfianza a éste pequeño librito, pero dándole una oportunidad descubrirán una historia muy grata de leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: