El taxidermista – György Pálfi, 2006.

Por Alex Freyle.

Nos llega artillería de Hungría con esta cinta que nos da un carrusel de estética de lo grotesco y lo paranóico en su contenido. Tres generaciones nos narran esa parte de Hungría que ha sido olvidada; el primero de esta estirpe familiar es un soldado de la segunda guerra que mantiene una obsesión con el sexo,  tanto  así, que siente placer con el ardor de una vela. Con la presión de su teniente encima termina teniendo sexo a escondidas con una matrona de excesivos kilos dando a luz al segundo, un bebe porcino que con el tiempo se vuelve un glorioso campeón mundial de tragar y tragar a cántaros comida y más comida; su esposa es otra experta en el arte de la gula y muere como el pez, por la boca. De esta voluminosa unión nace nuestro taxidermista que para sorpresa de todos es extremadamente delgado y con tez un poco albina, su obligación es mantener al papá que no se puede mover,  además de cuidarle unos gatos especialistas en competencias de comida.  Segundo a segundo la historia nos va envolviendo en un mundo fantástico de un cine que poco sabemos. Si mal no recuerdo uno de los comienzos que más me han inpactado en el cine es el de MALDITOS BASTARDOS de Tarantino y esta TAXIDERMIA tiene un final que nos deja con un dedo en los labios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: