DESPUES DEL ENTIERRO – OMAR LOPEZ MATO EDITORIAL SURAMERICANA, 2008.

Por Alex Freyle.

La pompa fúnebre hace de nosotros unos golosos del lujo ; la vanidad es tanta que queremos que ese ser querido vaya al otro mundo con algo, como Sade que pidió de última voluntad que se avisase a todos sus enemigos que fueran a contemplar su cadáver por tres dias con la frase “Los espero”. Creo que la incineración es un gran avance y una quitada de alimento a los incógnitos gusanos. Este libro es una galería de lo que les pasó después de muertos a muchos hombres célebres, las vísceras de Byron, el proceso de sacar el cerebro a través de las fosas nasales para momificar el cuerpo, la compra de ungüentos a base de telas de momia, la cremación de Julio Cesar y cuantos se echaron a la hoguera con su cadáver, los gusanitos que se alimentan de la cera del cadáver de Lenin que ya huele feo, por eso no es visitado con frecuencia, y cómo desfilan el cadaver del asesino de Lincoln por circos y pueblos para obtener alguna renta. El descanso eterno parece en este libro perturbado por algo más peligroso que los muertos: “los vivitos”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: