Expediente 39 – Christian Alvart, 2009.

Por Alejandro Torres.

A veces es mejor mantener la distancia de los problemas que no son nuestros. No faltarán las ocasiones en que, tras algo que consideramos injusto y debemos intervenir, se esconda algo superior a nuestras fuerzas. En esta película, uno sospecha desde el principio. Nadie parece oir los ruegos y el dolor del que se alimenta una criatura en apariencia muy inocente. Esa duda nos la conserva el director; dándonos poco apoco elementos para saber que tras esa carita inocente se enconde el infierno. Una trabajadora social descubre un expediente de maltrato. Los padres parecen querer eliminar a su hija y lucen llenos de pavor y deshaucio en su presencia. Nadie sabe porqué quieren matarla. En su intento por salvarla de sus padres, la trabajadora se queda con su custodia y, a partir de ese momento todo se derrumba y la máscara del diablo revelará lo que esconde. Una de las mejores películas de suspenso de los últimos años. Altamente recomendada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: