Take (atrapados por la memoria) – Charles Oliver, 2008.

Por Alejandro Torres.

Me ví literalmente tomado por sorpresa. Sin prevención me senté a ver esta película con la esperanza de que no resultará otro drama barato más. De pronto resulta que esta película se va retorciendo más y más y de una historia de perdedores y niños a los que el mundo no sabe tratar, nos vamos directo al infierno compartido de una madre que desea salir del atolladero de su criatura y de un adicto al juego que ha quedado en un punto de no retorno. las dos historias se cruzan y los resultados son inesperados y tristes. Ambos tendrán que aprender a perdonar, ambos tendrán que resignarse. Es en definitiva un film bastante duro de ver y el dolor mana a borbotones. Lo que reina en este mundo, más allá de esta película, es la incomprensión y la desesperanza. A veces los callejones sin salida plantean formas de actuar insospechadas con resultados tambien indescifrables. Drama entre los dramas, Take nos enseña a pensárnoslo todo un buen par de veces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: