Cuánto cuesta matar a un hombre? (relatos reales de las comunas de Medellín) – José Alejandro Castaño. Editorial Norma, 2007.

Por Alejandro Torres.

Por este libro desfilan mulas, traquetos, agentes encubiertos y otras tantas gentes tristes que nuestro modelo de felicidad, ese que nos trajo el narcotráfico, hijo no deseado de la pobreza que se sigue acostando con la risa socarrona de quien de turno nos gobierne, ha producido. me ha dejado la boca amarga y me siento como en 1991, cuando leí por primera vez con la estupefacción de un niño No nacimos pa’ semilla. la canción es la misma, aunque digan que ya se murió Pablo. El hombre quizá está muy muerto pero su obra parece perseverar y este Medellín nada que logra despertar de ese mal sueño. Escueto y crudo, el libro recoge los infortunios de una generación que todavía está lavando sus muertos; que todavía añora un poco de felicidad y todo lo que le ofrecen, tal como dice uno de los entrevistados es dinero del diablo. Medellín no es sólo Traquetilandia. Son más, muchos más los que trabajan a pulso su vida sin arrancársela de cuajo a nadie pero este tufo hediondo parece querer quedarse para infectar más tiempo. Luego de leído, este libro-averno me deja con ganas de correr, de huir. Pero también de pelear, de abrazar y de creer que un día todo será, ojalá, una mala memoria. Libros así, son necesarios para no dormir falsos sueños.  la realidad es cruda pero no muda. Bellamente escrito, es como un contrapunto, en su estilo, de toda esa eterna masacre que uno mismo no se explica cómo han hecho en esas tierras para no dejarse llevar del todo por la pena y la rabia de ver hasta dónde alcanza el oprobio a llevarnos de cabestro. Creo que esta  cachetada nos la merecemos cuando, en silencio, hemos colegido con que resulte bien visto modelar nuestra felicidad amasándola con la sangre de nuestros hermanos.

2 comentarios to “Cuánto cuesta matar a un hombre? (relatos reales de las comunas de Medellín) – José Alejandro Castaño. Editorial Norma, 2007.”

  1. me encantan tus libro sobre todo ese que se llama ¿cuanto cuesta matar a un hombre? te admiro ♥♥♥ = ) ; )

  2. Son necesarios muchas veces, tienes razón, para asumir las cosas, construir y tener conciencia de la situación de otros.

    No para envenenarnos, sino para abrazar el deseo de cambiar, como tú lo haces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: