Del humor inocente de los clientes en las librerías

Por Alejandro Torres.

Nadie lo creería pero en cuestión de títulos a veces la gente comete errores bastante agradables de escuchar. Son cosas sencillas pero que alivian el trabajo de esperar y buscar y vender libros. Una buena tarde, ya a punto de cerrar, llegó una niña:

-Buenas tardes, tendrán “Samuel muere” de “Malone Beckett”?

O qué tal el que nos preguntó por “El Vómito” de Sartre; hay que ver la cara de seguridad y mala uva del tipo.

A veces uno quiere reír y comete faltas veniales de respeto. Aún recuerdo que cuando empecé a trabajar en librerías, alguien me preguntó por “Mambrú”, una novela de R.H. Moreno Durán; la señora y yo no teníamos idea del libro pero por la pregunta y su talante le respodí que: Mmmm… se fue a la guerra!  y tras la queja casi pierdo el empleo pero eso si, mi jefe rio a más no poder.

Ya recordaré más y mejores situaciones; es sólo mientras vuelven a mi memoria y otras nuevas ocurren.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: