Cyril Connolly – Obra Selecta. Lumen, 2005.

Por Alejandro Torres.

Inglés hasta el tuétano, bibliófilo hasta la enajenación, Connolly ha sido considerado el maestro de la crítica literaria del Siglo XX. Cortázar en su día lo declaró el mejor en el inprobable juicio de decir cosas sobre otros. Fue amante impenitente de las librerías de viejo y las primeras ediciones. Gasto tiempos largos en su cama a la que consideró su escritorio, su “tumba sin sosiego”. Gran estudioso libre de la cultura clásica, nos ha dejado sendos ensayos para la reflexión; de otra parte, sus recomendaciones sobre libros poco comunes y la pasión por el coleccionismo nos trae desde su lecho de muerte sabios consejos para que los libros no nos abandonen. Tuvo a bien ganar enemigos donde los hubiera; baste recordar el encono con el que respondió a su crítica Mario Praz cundo supo la opinión de Connolly acerca de sus memorias. Le trató de pedante donde Connolly casí lo trataba de tonto. Valga terminar esta reseña con la admonición para el que no lo lea de saberse desarmado pues Connolly más que hacer crítica sobre libros, enseña a escudriñarlos, a conocerlos íntimamente antes de hablar de ellos. Buen maestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: