El Cisne Negro – Nassim Nicholas Taleb. Editorial Paidós, 2007.

Por Carlos Alejandro Núñez.

En esta época de crisis económica, donde miles pierden su casa diariamente y quedan a la merced de la caridad pública, mucha gente se hace la siguiente pregunta: ¿Por qué nos ha golpeado tan duro la crisis si tantos genios con doctorado en ciencias “duras” trabajan en Wall Street? ¿Cómo es que tantos cerebros juntos no pudieron resolver nuestros problemas? Según el brillante e iconoclasta Nassim Nicholas Taleb (MBA y doctor en Finanzas), ese es precisamente el problema. Estamos rodeados de un mundo impredecible donde cada tanto suceden eventos de cola o “cisnes negros”, absolutamente impredecibles y de alto impacto en nuestras vidas. Personas con muchos diplomas y considerables habilidades matemáticas han intentado aplicar el enfoque de las ciencias “duras” (e.g. Física, Química, Biología) a la Economía y las Finanzas, con resultados aparentemente desastrosos.

Según Taleb, tendemos a sobreestimar nuestra capacidad de entender la aleatoriedad. Vemos formas y patrones donde sólo hay caos y desorden. Somos como la persona del siglo XIX que piensa que no hay cisnes negros, porque sólo ha visto cisnes blancos. La experiencia es muy limitada tratándose de eventos extremos, como lo demostró el descubridor de los cisnes negros en Australia. Una sola observación sirvió para invalidar miles de años de experiencia.

Es exactamente como el caso de un pavo que engordan para el día de Acción de Gracias. Sin saber las nefastas intenciones de su amo, el animal observa que lo alimentan cada vez más y su bienestar aumenta en consecuencia. El día antes de Acción de Gracias, el pavo aún piensa que la tendencia de buena alimentación y cariño seguirá su curso. ¿Por qué habría de cambiar un comportamiento que se ha visto durante casi un año de forma continua? Y cuando menos lo esperaba, el animal observa que su amo aparece sonriente blandiendo un hacha frente a él. Moraleja de la historia: dude de los charlatanes alucinados que ven patrones donde sólo hay una amalgama desordenada de puntos inconexos. Dude de ellos, por más títulos y diplomas que tengan.

Textos que se reseñarán posteriormente:

  • El Universo Elegante, de Brian Greene
  • Homo Sapiens, de Antonio Vélez
  • La Falsa Medida del Hombre, Stephen Jay Gould
  • The Stranger Beside Me, Anne Rule
  • El Mundo sin Nosotros, de Alan Weisman
  • La Sociedad Abierta y sus Enemigos, de Karl Popper

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: