Hunger – Steve McQueen. Irlanda, 2008

Por Alex Freyle.

El hambre que tanto acompaña al hombre, ha dado su vuelta de tuerca en esta película, que toca el tema como un grito de protesta con un grupo de militantes del ira que se oponen a los altos códigos de castigo del centro penitenciario. Esferas de mierda en las paredes, orines a los pasillos y lluvia de golpes que no derriban su ánimo. Interesante el diálogo del protagonista con el sacerdote; ocupa uno de los mas largos en el cine. Envían una carta a la mismísima reina y se la pasa por la faja. Boby Sam y sus siete amigos toman la decisión de morir de hambre y de verdad lo hacen; los médicos se les acercan y les dicen cómo va ha ser ese proceso paso a paso,  luego un silencio profundo sin lagrimas una protesta muerta ante un imperio iclemente y al final 8 bolsas negras.  El noventa por ciento de las protestas de hambre que se hacen el mundo nunca se cumplen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: