El Palacio de los sueños – Ismaíl Kadaré. Anaya & Mario Muchnik Editores, 1991.

Por Alex Freyle.

El mundo está plagado de los tentáculos de la burocracia. se ha luchado por acabarla pero su veneno es más caotico que nunca; tanto que impide darle cabida a los sueños. Así lo demuestra esta novela donde el protagonista a través de una influencia de su familia logra conseguir un trabajo en el palacio de los sueños, un lugar extremadamente gris, desesperante y lento. El emperador ha ordenado que todos los sueños del imperio sean descritos minuciosamente sin dejar pelos y señales, así llegan al palacio montañas de papeles provenientes de urbes suicidas,  aldeas llenas de abandono y locura con la unica intención de vislumbrar un posible plan para matar al regente del basto imperio otomano. La historia es un espejo de las dictaduras, los mandos imbuídos en comentarios paupérrimos y ascensos mínimos sin ningún grado de importancia. El protagonista sabe algo… todo eso es inútil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: